jueves, 14 de febrero de 2013

CADA DÍA............

Cada día, veo con más claridad.

Cada día se me hace más fácil conectarme con mi yo interior.

Cada día descubro cosas que están en mi inconsciente y que antes no era capaz de percibirlas.

Cada día deshecho las cosas que me dañan y elijo quedarme con lo que me hace feliz.

Cada día me siento más ligera.

Cada día respiro más libertad.

Cada día la comunicación conmigo misma y con los demás mejora y fluye naturalmente.

Cada día es un día de felicidad, de enseñanza, de logros.

Cada día me doy cuenta que las situaciones difíciles que se  atraviesan por mi camino, me afectan menos, por el contrario me doy cuenta que aprendo de ellas.

Por eso es importante vivir en el ahora, disfrutar cada minuto, dejar de lado el pasado y no pensar en el futuro.

Vivir el día a día, es la mejor receta para afrontar una enfermedad como el Cáncer!

Como una Enfermedad puede producir tantos cambios en tu vida

El título es bastante largo, pero demasiado cierto!

El cáncer te cambia la vida, al inicio cuesta trabajo adaptarte.

El cambio comienza cuando recibes el tratamiento oncológico, pues debes seguir un régimen alimenticio y un cambio de vida, que ya les explicaré detenidamente más adelante, todo esto para evitar que te bajen las defensas  para mantener el sistema inmunológico de tu organismo en optimas condiciones, lo cual es muy difícil por los químicos que recibes.

Debes evitar durante los 10 primeros días después de recibir la quimioterapia, estar en contacto con multitud de personas, abstenerte de ir a lugares públicos, cines, por ejemplo, para evitar algún tipo de contagio, ya que aunque tomes todas las precauciones las defensas en esos días bajan.

Si recibes alguna visita, debes cerciorarte que esté completamente sana, pero igual debes ponerte una mascarilla en esos días para tu protección.

Aprendí a cambiar mi sistema alimenticio, ahora como muy sano, ligero, nutritivo, orgánico, ovo-vegetariano  lleno de proteínas y vitaminas.

El único animal que como, es el pescado de río, Tilapia, Salmón, Trucha.

Respecto al liquido tomo mucha agua . pero  sólo de Manantial, pues el resto de aguas contienen muchos metales.

Por un largo período he tenido que dejar el gimnasio,  pues perdí mucha masa muscular y eso trae una serie de problemas, te contracturas fácilmente por ejemplo, y tienes otros tipos de dolores, neuropatías también, pero a pesar de esto, camino y hago hace más de un año rehabilitación oncológica, lo cual me ayuda muchísimo,  poco a poco estoy recuperando masa muscular, tonificando y fortaleciendo mis músculos.
Tengo mucha energía y he recuperado oxigenación.

Durante el tratamiento oncológico, trataba de caminar 20 minutos al día, como me indicó el doctor, claro está los días que me sentía bien física y anímicamente, pero nunca de largo, con intervalos , pues me sentaba en una banca del parque y descansaba , ya que había perdido mucha oxigenación y me cansaba rápidamente,  el cansancio baja las defensas.

Lo más importante de todo es cambiar tu ritmo de vida.
Llevar una vida tranquila,  mantener siempre el equilibrio Mente-Alma-Cuerpo!!

Y por último hacerle caso a tu cuerpo y mantener una actitud positiva pase lo que pase!!

sábado, 16 de junio de 2012

DESNUTRICIÓN

DESNUTRICIÓN
Los dolores fuertes en la zona intestinal regresaron, además de haberme adelgazado, el Doctor tomó la decisión de esperar un tiempo para recibir la tercera quimioterapia.
Me aconsejó sacar una cita con un Nutricionista, el cual me diagnosticó que estaba desnutrida y que así no podía recibir la tercera dosis de quimio, me recetó  Osmolite, me dijo que eran puras proteínas, Creón, que era una enzima digestiva y Glucosamina pura.
El consultorio del Nutricionista era en el Hospital de Neoplásicas, salimos y de inmediato con semejante diagnostico, “Desnutrición” nos dirigimos a la farmacia del hospital,  ahí estaba yo media traumada, nerviosa, en medio de mucha gente haciendo cola para que nos atiendan.
Debo agregar que también me sentía triste pues el tratamiento oncológico tenía que esperar y eso significaba atraso, no avanzábamos, pero en ese momento me ocurrió algo increíble, cambie el switch de mi mente de inmediato, al ver a tanta gente de todo tipo, de todas las edades, de todo nivel económico, gente de Lima y de provincias, seres humanos iguales que yo, pasando la misma situación que yo, que te sonreían, que tenían una esperanza de vida, la diferencia conmigo que literalmente muchas de esas personas no tenían dinero ni para el pasaje y sin embargo estaban ahí haciendo su cola igual que yo, yo que nunca tuve carencias en la vida, yo que tengo todas las posibilidades económicas para poder curarme con el tratamiento que me indiquen, ahí estaba yo mezclada con todas estas maravillosas personas que me dieron una lección de vida  en un segundo, gracias a ellas crecí en un instante y me dije,  yo desnutrida?, pues eso que importa, sigamos adelante………..

jueves, 26 de abril de 2012

EL PODER DE LA ORACIÓN


EL PODER DE LA ORACIÓN

La fe fortalece, la fe cree en la intervención divina para aliviar el dolor o para la curación.
La fe fortalece la ciencia, si se une la fe con la razón, conseguimos algo mucho más poderoso que si sólo tuviéramos un solo elemento por separado.
La oración desempeña un papel vital en la curación. Pese a que no siempre cura, da mucho bienestar espiritual, calma y paz; por lo tanto reduce la angustia y la depresión, que es muy común en la batalla contra el cáncer.
Hay que entregarse a Dios, a este ser divino, omnisciente y omnipotente. Cuando uno se entrega totalmente, recibe una respuesta inmediata. Cuando nos sumergimos en el mundo agotador del esfuerzo y del intento de descanso y rendición, ocurren los milagros.
Una persona puede influir mediante la oración en el bienestar de otra.
Es por esa fe que tengo, que humildemente pedí a muchas personas, entre ellos familiares y amigos que oren por mi salud.
Además de orar yo diariamente, logré que muchas personas lo hagan, incluyendo religiosas, dentro y fuera del país se unieron en un solo rezo, yo pienso que una oración ayuda, pero la fuerza y la unión de muchas oraciones ayudan más aún.

CADENAS DE ORACIÓN SINCRONIZADAS
En los momentos más difíciles de la enfermedad, lo que me levantaba el ánimo a seguir luchando era la emoción tan grande que sentía al saber que las personas mas queridas se unían para rezar por mi salud, era la mejor medicina.
Las amigas de mi colegio, amigas del alma, amigas de la niñez, amigas a las cuales no les puedes ocultar nada, porque al verte ya saben lo que sientes,  ellas se pusieron de acuerdo para visualizarme sana un día a un determinado horario cada una donde estuviera.
Igualmente organizaron una Misa por mi salud y por la salud de otra compañera, en la Capilla de nuestro querido colegio, se unieron en un solo rezo, ellas con algunas religiosas que todavía quedan y familiares.
Otra Misa fue organizada para mi recuperación por mis queridas amigas y compañeras del trabajo voluntario que realizamos en una  Asociación sin fines de lucro, a favor del niño y adolescente en estado de abandono donde presido con mucho orgullo el Voluntariado.
Si juntamos todas estas demostraciones de cariño y fe con la ciencia, por supuesto que el resultado es positivo, pues salí rápidamente del bache en que me encontraba en esa etapa de la enfermedad.
Gané otra batalla, gracias a esto!
Una cadena de oraciones además de ofrecer apoyo a la persona que lo necesita, también consigue que los que se interesan por ti se sientan una parte vital del proceso de curación.

Comparto con Ustedes algo que leí y me gustó mucho:
‘” Me rindo ante el ritmo natural de la vida.
Me esforzaré al máximo, aunaré todas mis fuerzas.
Y después dejaré que la perfección del plan de Dios se revele”’

martes, 17 de abril de 2012

AYUDANTE


AYUDANTE

Dar y ayudar es algo fácil para mí, es algo que tengo dentro de mí ser, nací con esa virtud, lo hago con mucho amor y me hace muy feliz estar a la disponibilidad de la persona que me necesite.
Sin embargo pedir ayuda se me hace muy difícil.
Lo cual, cuando estás enferma, te das cuenta lo importante que es tener un ayudante a tu lado.
Ese ayudante en mi caso es mi esposo.

Me costó mucho trabajo entender que lo necesitaba, no quería aceptarlo, yo soy muy independiente y no quería que me traten como a una enferma, que no podía hacer una u otra cosa, que estaba limitada algunas veces a tomar decisiones, eso no era para mi.
Igualmente sentía que arrastraba con mi enfermedad a las personas que mas quiero y eso me daba impotencia, no quería hacer sufrir a los demás, pero era inevitable.
Finalmente llegó la Luz Divina y recapacité, me di cuenta que sola no podía.

Un ayudante debe ser una apoyo incondicional, debe acompañarte a todas las consultas médicas, debe respetarte manteniendo el silencio, mientras tu haces las preguntas al medico, debe ocuparse de los tramites del seguro, de recoger las medicinas y exámenes.
Debe estar atento y disponible para ti, pendiente de los horarios de las medicinas, de las citas medicas y de los exámenes que debes hacerte, entre otras cosas, que por la enfermedad tu mente se nubla muchas veces y no estas al 100% de tu capacidad, lo mejor es confiar plenamente en alguien que te apoye, que te brinde seguridad y calma.

El comentario de una amiga muy querida me hizo ponerme en los zapatos de los “’AYUDANTES’’, me puse a pensar que el enfermo sin querer muchas veces es egoísta y siente que su ayudante tiene la obligación de estar a su disposición las 24 horas del día y no se pone a pensar que eso es muy duro, pues esta persona lo hace con mucho amor y dedicación, pero también tiene límites de tolerancia y necesita su espacio para respirar y poder encontrar momentos de calma que tanto necesitan, pues de eso depende mucho la paz del enfermo, los ayudantes transmiten esa paz y esa seguridad constantemente al enfermo y a los familiares.
Muchas veces tienen que tomar decisiones y deben hacerlo con la mente despejada y clara, deben tener mucha serenidad y eso es difícil al estar tu ser querido enfermo.

Admiro mucho a los ayudantes, mi amiga es hace mucho tiempo una gran ayudante para su esposo.
Especialmente admiro a mi ayudante y lo amo muchísimo!

HERRAMIENTAS


HERRAMIENTAS

Además de recibir el tratamiento oncológico, debes buscar otras herramientas que te ayuden a pasar de la mejor manera posible este trance.
Yo tuve varias herramientas que voy a compartir a continuación, herramientas que forman parte de mi vida diaria y me ayudan a sanar el espíritu, a disipar la mente y a calmar el alma.

LA MEDITACIÓN:
Es recomendable practicarlo dos veces al día, yo lo hago únicamente al despertarme, a veces al acostarme, pero una sola vez al día, a veces quince minutos o media hora, lo importante para mí no es el tiempo que lo practiques sino la calidad.
Empiezo en silencio, con la columna recta y los ojos cerrados. Escojo una postura cómoda, pero es básico tener la columna recta y la cabeza erguida, como si estuvieras recibiendo una luz divina.
A mi me ayuda mucho, mientras medito, escuchar música de relajación.
Concentrarse en la respiración es lo que sigue, hay que estar totalmente consciente, sentir como la respiración va recorriendo por todo tu cuerpo. Si aparecen pensamientos, no rechazarlos, observarlos, dejarlos pasar y concentrarnos nuevamente en nuestra respiración, hasta lograr un grado en el cual uno equilibra la  mente, el cuerpo  y  el alma.

LAS AFIRMACIONES:
Llevo un cuaderno con afirmaciones y también las hago mentalmente.
Se deben hacer con mucha fe, conscientes de que lo que estamos afirmando ya es un hecho real.
Por ejemplo: ‘”Yo soy sana”’

TRATAMIENTO ESPIRITUAL MENTAL (TEM):
Es una oración en la cual uno reconoce al único Dios que existe, la única verdad, al amor absoluto, que vive dentro de nosotros. Ese Dios debe ser en el que cada uno cree. Para esto no existe ninguna religión en particular.
Luego con convicción pides lo que deseas como si ya lo tuvieras.
Agradeces el bien otorgado y lo lanzas al universo para que se haga realidad.
El TEM se puede hacer por escrito o mentalmente., lo importante es hacerlo en un estado de conciencia, de fe, de confianza y con mucha concentración.

LIBRETAS DE ANOTACIONES:
Llevar una libreta donde debes anotar anticipadamente todas las preguntas que desees hacerle al medico el día de la consulta, créanme siempre hay dudas que no deben quedar sin respuesta.
En esta libreta también transcribo las recetas médicas y los horarios de toma de cada medicina. Es un tema de orden y organización que ayuda mucho.
Igualmente tengo otra libreta en donde escribo mis experiencias, este sistema también ayuda mucho, es una forma de desahogarse.
Después de plasmar en un papel lo que estas viviendo, lo que sientes física y emocionalmente, recibes de inmediato un gran alivio.
Además tener la seguridad que en algún momento estos testimonios pueden ayudar a alguien,  te hace sentir en medio de todo muy útil,  te sube la autoestima y por consiguiente las defensas.



martes, 10 de abril de 2012

CONFIANZA, FE Y AMOR INCONDICIONAL


CONFIANZA , FE Y AMOR INCONDICIONAL

Tres cosas esenciales que me ayudan ha tener en todo momento una buena actitud, una actitud positiva, aceptando lo que venga.
Entender que la vida es maravillosa pase lo que pase, porque gracias a estas situaciones difíciles que se nos presentan en el camino, maduras, aprendes y te fortaleces.
Esto es de mucha ayuda en los momentos difíciles que nos tocan vivir.

1.- CONFIANZA ABSOLUTA:
Ponerte en manos de Dios y dejar que Él maneje las cosas. Confiar plenamente, pues Él se hace cargo de todo.
Dios sólo quiere el bien para nosotros.

2.- FE:
Tener mucha fe en Dios y saber que Él vive dentro de nosotros, que nunca nos abandona, que nos ama sobre todas las cosas, así como nosotros a Él.
Esta fe me mantiene con mucha paz siempre.

3.- AMOR INCONDICIONAL:
Además de sentir el amor incondicional de Dios, de su presencia dentro de mí, siento en todo momento el amor incondicional de mi esposo, de mis dos hijos, de mis hermanas, sobrinos,  sobrinos nietos y de toda mi familia política. De mis queridas amigas del colegio, de familiares y amigos.
Sentir tanto amor es indispensable, pues te sientes querida y acompañada, sientes la energía que te envían constantemente, es una sensación muy especial y hermosa. Esto ayuda a  la parte emocional y te da mucha fuerza para seguir adelante y no tener miedo a nada, porque sabes que además de tener a Dios contigo, tienes el apoyo y compañía de los demás seres queridos.
Igualmente el amar incondicionalmente a Dios y a  los demás te llena de satisfacción.